viernes, 8 de junio de 2012

Colgante minino

Hoy cambiamos un poco de temática. Seguiré con la decoración, por supuesto que sí, pero no quiero que esto se haga monotonto y hasta creo que me lanzaré con alguna receta en el futuro.

Al lío. Si digo que la foto es antigua y que es muy mala, no sorprenderé a nadie, así que no lo voy a decir. Tengo una amiga que es la loca de los gatos (sospecho que todos tenemos una amiga que es la loca de los gatos) y cada cumpleaños me empeño en agravar su estado. Este es uno de los regalos que le hice:


No hay mucha magia: una cadena, dos argollas y un trozo de madera de balsa. Busqué en internet mil fotos y dibujitos de gatos y este fue el ganador. Corté con un cutter (y muchos desastres porque era pequeño, unos 3 o 4 cm, más o menos como se ve en la imagen), lijé y voilà: gato colgante.

Lamento decir que perdió la cola al cabo de poco tiempo. Es lo que pasa por hacerlo en madera de balsa. Claro que no me imagino cortando pino con un cutter.

¡Hasta la próxima!

4 comentarios:

  1. Oye, que este gatito no lo había visto, es una preciosidad, hay que buscar una madera más resistente porque merece la pena que dure.

    Un besazo,

    ResponderEliminar
  2. ¡Bien! Por fin te sorprendo con algo, ya era hora. No estaba segura de si os lo había enseñado o no. ¿Qué madera debería usar? Que tú eres la experta...

    ResponderEliminar
  3. Pues la verdad es que me has sorprendido. No sé que maderas son, pero si que son duras y no se cortan con el cutter, habrá que estudiarlo con calma para que el próximo sea mucho más duradero, al menos si tiene que utilizarse como colgante.

    Muchos besos,

    ResponderEliminar
  4. Nosotras sí lo habíamos visto, pero no nos acordábamos y nos encanta igual. ¡precioso! :)

    ResponderEliminar

¡Gracias, me das una alegría comentando!