lunes, 8 de abril de 2013

Caja de té

Hoy una breve, que os voy a aburrir.

Después de tener aparcada durante meses esta cajita para tés de cartón (parece contrachapado de madera, en Chile se llama cholguán), por fin la pinté:

 

Y otra vez jugué con las capas: una pasada de acrílico marrón, un par de capas de blanco y prou. Lo hice con una brocha pequeña y al principio no estaba muy convencida de que se viesen las marcas de los pelos, pero me acabó gustando mucho. Las manchas que se ven las conseguí mezclando el blanco con marrón y ocre sin diluirlo del todo. Al final lijé un poco los bordes.

El diseño de las flores no es mío, ojalá, es copiado de William Morris. Ya me gustaría a mí dibujar algo parecido a lo que él hacía.

¡Hasta la próxima semana!

4 comentarios:

  1. ¡Cajita, cajita!, es monísima, voy a tener que comprar una para aquí y que la decores.

    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo ya estoy pensando que esto de las flores lo usaré para mi futuro "tocador", a ver si voy a plagar la casa de florecillas... :)

      Eliminar
    2. Recuerdo a una que se reía de mi cuando colgaba cuadros de flores o hacía un cojín de flores, ¿quién sería?.

      Eliminar
    3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

      Eliminar

¡Gracias, me das una alegría comentando!